fachadas ventiladas

Las fachadas ventiladas y sus beneficios

La fachada es una de las piezas fundamentales de un edificio. Esto se debe a que es la primera protección de la vivienda o local contra el propio medio. Sol, ruido, lluvia, todo repercute sobre la fachada. Por ese motivo, hoy queremos comentar algunas de las ventajas de las fachadas ventiladas.

En primer lugar, una fachada ventilada es un sistema constructivo de cerramiento exterior constituido por una hoja interior, una capa aislante, y una hoja exterior no estanca. Este tipo de fachada por lo general permite acabados duraderos y de gran calidad. Junto a esto, nos ofrecen una serie beneficios que presentamos a continuación:

Ventajas de las fachadas ventiladas

Permeabilidad. Gracias a la cámara de aire que se crea, se difunde el vapor de agua desde el interior al exterior y facilita la transpiración de la fachada. Esto impide que se genere condensación detrás de los paneles. La protección frente al agua es otro punto a favor. Debido al movimiento del aire que se genera, el agua no puede entrar. Esto evita que la lluvia pueda mojar la estructura.

Este tipo de fachada conllevan un gran aislamiento térmico. Esto se debe a la separación entre fachada interna y externa. Esto se traduce en ahorro energético para el consumidor. Además, protege a la fachada interior de la radiación solar y gracias al aire en movimiento, y la transpiración, no se generan situaciones de sobrecalentamiento por calor.

La protección acústica. Sin duda, una de las grandes ventajas. Y es que, este tipo de fachadas reduce considerablemente el ruido. Esto se debe a la capacidad de absorción gracias a los diferentes estratos.

En Quale Construcciones nos aseguramos siempre de ofrecerte todas las posibilidades, para que el producto final este a la altura de tus expectativas. Recuerda, te estaremos asesorando desde el principio. Llámanos al 951082526 o envíanos un email a info@reformasquale.com